AMDPress.- La cadena de perfumerías Sephora, propiedad del grupo francés del lujo LVMH, tiene previsto aumentar su presencia en Europa Central, donde, según ha confirmado su nuevo presidente a nivel europeo, Jacques Lévy, contempla la inauguración de un total de 30 tiendas en el transcurso de 2004.

Ante la fuerte competencia de Marionnaud en Francia, Sephora ha optado por una estrategia tendente a su implantación en mercados extranjeros nuevos pero de gran potencial. En esta línea, la cadena, que acaba de aterrizar en Moscú (Rusia) y ha firmado una alianza con la principal red de perfumerías polaca para mejorar su posicionamiento en este país, prepara ya su desembarco en Croacia y Hungría.

El buen desarrollo de Sephora en los mercados centroeuropeos podría traducirse, según el presidente de la compañía a nivel mundial, Pierre Letzelter, en un aumento considerable de su rentabilidad, hasta el punto de duplicarse en un período de tres años. Estas perspectivas podrían llevar de nuevo a LVMH a replantearse la venta de su negocio de distribución.