Hasta el mes de agosto de 2000 se habían exportado 8.688 toneladas de jamones y paletas curados españoles, lo que supone un incremento del 25,8% con respecto al mismo periodo del año anterior, según el Consorcio del Jamón Serrano Español. Si continúan las ventas con esta progresión, el volumen de exportación a final del presente ejercicio se acercaría a las 14.000 toneladas, lo que supondría una facturación de 13.600 millones de pesetas.