AMDPress.- El grupo británico Tesco intentará abrirse un hueco en el mercado de Estados Unidos en 2007. La mayor cadena de empresas de distribución del Reino Unido pondrá en marcha en la Costa Oeste americana un nuevo formato de supermercado, para lo que realizará una inversión de 364 millones de euros anuales.

Las nuevas tiendas, estarán inspiradas en el concepto de supermercado Express, con el que la empresa ya opera en cinco países. Los establecimientos han sido diseñados específicamente para el cliente estadounidense después de una amplia investigación de mercado. Las tiendas Tesco Express se ubican en puntos clave, como gasolineras y venden productos de consumo rápido, como pan y comidas preparadas.

La entrada de Tesco en EE UU será la segunda maniobra de expansión del grupo en dos años. La empresa abrió tiendas en China en 2004, siguiendo la estela de Wal-Mart y Carrefour. Actualmente opera en 12 países fuera del Reino Unido y tiene 2.365 tiendas en todo el mundo.

El mercado americano no ha sido tradicionalmente un terreno sencillo para los grupos de hipermercados británicos. Sainsbury, el más potente, se deshizo de su filial norteamericana Shaw en 2004, debido a la fuerte competencia de Wal-Mart.