El norteamericano Wal-Mart, mayor grupo de distribución del mundo, ha cerrado el primer trimestre de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 30 de abril, con un beneficio neto de 1.575 millones de euros (262.200 millones de pesetas), que significan un aumento del 4,1%, a pesar de la caída del consumo en Estados Unidos.