Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que en 2018 había casi 5 millones de personas que vivían solas, es decir, el 25% de hogares españoles. Con este telón de fondo, la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados (ASEFAPRE) ha realizado un informe que estudia la relación entre los platos preparados y los hogares unipersonales.

Los hogares unipersonales demandan a la industria platos preparados más saludables (80%), envases individuales (28,5%) y más variedad de menús (28%)

Según el informe 'Preparados para comer' los integrantes de estos hogares tienen algunas quejas respecto a la comida preparada. Entre otras cosas, las protestas hacen alusión al tamaño de las raciones que son demasiado grandes para una sola persona y provocan un gran desperdicio de alimentos. Así, se está estudiando la posibilidad de introducir envases más pequeños como los estuches horneables que, además, facilitan el cocinado.

Otras innovaciones van de la mano de la bandeja monorración para microondas. Alvaro Aguilar, director de ASEFAPRE, asegura que “en 2019, el sector seguirá innovando para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo”

Los hogares unipersonales demandan a la industria platos preparados más saludables (80%), envases individuales (28,5%) y más variedad de menús (28%). Asimismo, el informe señala que, aunque a un 62% le gusta cocinar, un 67,5% reconoce que le dedica menos de una hora al día a la gastronomía.

Los platos preparados, por su facilidad de preparación y por adaptarse al consumo del día a día, constituyen "la solución perfecta". De hecho, un 29,5% de este colectivo los utiliza regularmente como alternativa. Es menos de la mitad del colectivo la que apuesta por la comida preparada, a pesar de los horarios de trabajo en los que se mueven.