AMDPress.- Las ventas de jamón serrano de la Especialización Tradicional Garantizada (ETG), expedidas por la Fundación del Jamón Serrano, subieron un 39% en el 2002, lo que supuso un aumento de 1,3 millones de piezas en el volumen total, que se elevó a 7.300 toneladas, cifra que generó una facturación de 46,5 millones de euros.

Esta ETG, que contraetiqueta piezas que pesan como media siete kilos, distingue las calidades oro para los que tengan de 11 a 14 meses de curación, y plata para los jamones con una curación de 8 a 11 meses; además de Gran Serrano, que comenzó a comercializarse en 2002 y que cuenta con más de 14 meses de curación. En el 2002, el volumen de etiquetas oro comercializado fue de 713.700 piezas, un 61% más que en el año anterior; el de plata alcanzó las 200.000 piezas, 51% más que en 2001 y de Gran Serrano se vendieron 122.300 piezas.

Además, 2002 fue también el primer año en el que se vendieron con la mención de la ETG los loncheados, que son envases entre 100 y 400 gr. de jamón en lonchas con ocho meses de curación, y cuyo volumen alcanzó los 340.000 envases.