Aral Digital.- La empresa estadounidense de alimentación Heinz ha cerrado su primer semestre fiscal con un beneficio neto de 342,5 millones de euros, un 5,8% menos que los 363,9 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, las ventas han ascendido hasta los 4.204,8 millones de euros, superando los 3.771 millones de euros facturados un año atrás ( 11,5%).

La compañía ha obtenido en su segundo trimestre fiscal, que concluyó el pasado 26 de octubre, un beneficio neto atribuible de 175 millones de euros, un 5,7% menos que los 186 millones que ganó en el mismo tramo de 2010. Asimismo, las ventas de la firma han alcanzado en su segundo trimestre fiscal los 2.095 millones de euros, un 8,3% más en comparación con los 1.934 millones del mismo periodo del año fiscal precedente.

El presidente y consejero delegado de Heinz, William R. Johnson, ha remarcado que las ventas han crecido más de un 8% y Heinz ha logrado incrementar sus ventas orgánicas durante 26 trimestres seguidos, a pesar de los “retos del entorno económico” en los mercados desarrollados, especialmente en Australia y el servicio de comida en los Estados Unidos.

“En general, hemos visto una combinación de fortalecimiento continuado en mercados emergentes, el Reino Unido y gran parte de Europa; y resultados mixtos en otros mercados desarrollados, donde la confianza de los consumidores ha bajado a su nivel más bajo en 30 años”, ha añadido Johnson.