Aral Digital.- El grupo alimentario Kraft Foods obtuvo en 2008 unas ganancias de 2.901 millones de dólares (1,95 dólares por acción), que supone un 12% más que el año anterior, aunque en el último trimestre del año su beneficio se redujo un 72% respecto al mismo periodo de 2007. La compañía con sede en Northfield (Illinois) ha indicado que sus ingresos anuales aumentaron el 16,8%, hasta alcanzar 42.201 millones de dólares, debido al impulso favorecido por el incremento de los precios de sus productos.

“Pese al difícil entorno de 2008, cumplimos nuestro compromisos y dimos grandes pasos para que la cartera de productos tenga un crecimiento sostenido”, asegura la presidenta y consejera delegada de Kraft, Irene Rosenfeld, tras presentar los resultados. Por el contrario, el beneficio neto de la compañía durante el cuarto trimestre del año pasado cayó un 72,1% y se quedó en 163 millones de dólares (11 centavos por acción), pese a que los ingresos subieron un 6,2% hasta alcanzar los 10.767 millones de dólares.

La empresa ha afirmado que el aumento de los ingresos se debe, en parte, a la subida de los precios de sus productos aplicada para compensar el encarecimiento de las materias primas y los carburantes. Asimismo, ha añadido que el descenso del beneficio durante el cuarto trimestre se debió a gastos de reestructuración, así como a la reducción del inventario por parte de las tiendas que son sus clientes, y a la caída de su cuota de mercado derivada del aumento de precios en medio de una crisis económica en que la gente busca los productos más baratos.

“Aunque nuestro crecimiento para 2009 se enfrenta a muchos vientos contrarios, en particular costes relacionados con divisas y pensiones, completaremos nuestro plan a través de la inversión en las marcas, la optimización de los costes y la mejora de las cuotas de mercado y márgenes de beneficios respecto de 2008”, aseguró Rosenfeld.