La multinacional alemana Krones AG, líder mundial en instalaciones de embotellado y embalado, ha cerrado el año 2000 con una cifra récord en su beneficio neto, que tras crecer un 56% respecto al año anterior, se ha situado en 38,4 millones de euros (6.389,2 millones de pesetas).