AMDPress.- Las exportaciones de vino español crecieron un 5,83% en valor durante los nueve primeros meses de 2003, registrando una facturación de 1.013 millones de euros, mientras que el volumen comercializado en el exterior aumentó un 26,9% y se situó en 917 millones de litros. Según datos de aduanas elaborados por la Federación Española del Vino (FEV), entre estas cifras destaca el crecimiento del 30,8% registrado por los vinos tranquilos (vinos de mesa y con D.O.) que se situaron en 768,5 millones de euros por la venta de 789,5 millones de litros, un 30% más.

Respecto a este aumento, la Asociación Empresarial de Bodegas de Vinos de España ha señalado que, de mantenerse este ritmo de crecimiento, las ventas exteriores en este año podrían ascender a 1.190 millones de litros frente a los 959 millones de litros de 2002. No obstante, según esta Asociación, los reembolsos podrían ser menores a los del año anterior y situarse en 1.350 millones de euros a finales del ejercicio.

Por otra parte, entre enero y septiembre de este año los vinos espumosos mantuvieron sus ingresos de los mercados exteriores, con 160,6 millones de euros, en tanto que la cantidad exportada creció un 20% y alcanzó los 64 millones de litros.