Aral Digital.- Apis y Fruco, marcas que fueron compradas por Nueva Rumasa el pasado mes de marzo, han registrado un incremento del 30% en sus ventas, en la facturación acumulada hasta octubre del 2008. Las previsiones apuntan a cerrar el ejercicio con 97,5 millones de euros, mientras que la cifra de negocio para el año 2009 se estima en 114 millones de euros, un 17% más que en 2008. Por su parte, los objetivos de ventas para 2010 se calculan en 125 millones de euros.

El Grupo Nueva Rumasa, consciente de la importancia de la innovación, está estudiando el lanzamiento de nuevas referencias tanto en Apis como en Fruco, adaptadas a las nuevas tendencias de mercado siempre respetando el compromiso de ofrecer productos con toda garantía y seguridad, mediante controles físico-químicos y microbiológicos que se aplican tanto a las materias primas como al producto final. De hecho ya están aprobados tres proyectos de lanzamiento de nuevos productos que tendrán lugar en los próximos meses.

En el área comercial, el nuevo proyecto empresarial ha hecho posible incrementar la distribución y llegar a nuevos clientes como Lidl, Día, Carrefour y Alcampo.