Aral Digital.- Panrico ha alcanzado un principio de acuerdo con las entidades financieras para la refinanciación de su deuda, que se reducirá desde los 605 millones de euros actuales hasta los 350 millones de euros en el nuevo escenario, y su entrada en el accionariado.

El plazo de devolución de la deuda se alarga una media de dos años, con el vencimiento de la mayor parte a finales del año 2015 y se inyectan 30 millones de euros adicionales para acometer los planes de inversión en activos, apoyar las acciones comerciales y el desarrollo de las marcas. Además, se realiza una ampliación de capital en Panrico por importe de 288 millones de euros para convertir los actuales créditos participativos en fondos propios.

La propuesta de refinanciación liderada por las entidades financieras ha recibido el respaldo unánime de todos los miembros del Consejo de Administración de Panrico y del comité directivo del sindicato de entidades financiadoras. Los fondos gestionados por Apax Partners facilitarán la transición de la propiedad de la empresa al sindicato de entidades financiadoras. El acuerdo es total entre la propiedad, la dirección de la empresa y las entidades financieras representadas por Houlihan Lokey. La firma del acuerdo se realizará en la segunda mitad de julio y la ejecución del mismo se iniciará a partir de ese momento.

El servicio de la deuda –importe destinado al pago de intereses y amortizaciones– se reducirá a la mitad aproximadamente, gracias a esta refinanciación, y pasará de 54 a 26 millones de euros, dejando el espacio suficiente para acometer los planes de inversión en activos y apoyar las acciones comerciales y de desarrollo de las marcas.

La previsión de Ebitda de Panrico para 2010 continúa siendo de alrededor de 50 millones de euros. De hecho, la compañía ha observado en los últimos meses “un mejor comportamiento de las ventas en relación a 2009”, más acentuado en los puntos de venta tradicionales que en el de libre servicio, indican fuentes de la empresa.

El consejero delegado de Panrico, César Bardají, ha afirmado que “existe un excelente nivel de diálogo entre Apax, las entidades financieras, la dirección de la empresa y el consejo de administración de Panrico que ha permitido avanzar con velocidad y alcanzar un acuerdo satisfactorio a pesar de la complejidad inherente al proceso de renegociación de la deuda”.

Por su parte, el director de Houlihan Lokey, Manuel Martínez-Fidalgo, ha señalado que “las entidades financieras apuestan por el equipo gestor y ven esta nueva etapa con esperanza por la creación de valor que se deberá de producir gracias al compromiso de la dirección de la empresa, el impacto de las iniciativas comerciales en las que se está trabajando y el músculo financiero de sus nuevos accionistas”.