Aral Digital.- El plan de negocio para el lanzamiento de Milner en el mercado español se estructura en dos fases. La primera comenzó en noviembre de 2007 en “área test”, eligiéndose Cataluña, ya que ofrecía una pequeña proyección. Realizados los ajustes oportunos, la compañía prepara la implementación de la segunda fase: el lanzamiento nacional que se producirá en 2009.

La evolución de las ventas es ascendente mes a mes. “Milner ya dispone de una cuota de mercado, en su categoría, situada por encima del 10%, y esperamos acabar el año por encima del 15%. Según los últimos datos de la consultora Nielsen, comparativamente, el mercado del queso Light ha crecido más en Cataluña que en el resto de España, y ha sido proporcional al efecto que ha tenido Milner dentro de la categoría. Nuestro objetivo para el primer año natural de lanzamiento nacional es alcanzar un 30% de cuota de mercado”, señala Ramiro Shaw, director de Desarrollo de Negocio de Campina, en declaraciones exclusivas a Aral Digital.

“Si se proyecta al mercado nacional la cuota de las cadenas donde ya estamos presentes, se obtiene una cifra que ronda el 70% total de alimentación, cifra que nos da una distribución ponderada realmente alta, con lo que ahora nuestra prioridad pasa por potenciar los ratios de rotación. Ello se logra generando demanda, a lo que estamos dedicando gran cantidad de recursos con presencia en 'above the line' y siendo proactivos en el punto de venta”, sentencia Ramiro Shaw.

La campaña que está llevando a cabo la empresa para expansionar la marca gira alrededor de un binomio “'salud y placer' en un entorno social vital que conecta con los consumidores Milner: activos, que se cuidan y disfrutan. Su respuesta ha sido excelente y un indicador es el buen nivel de rotación alcanzado y la progresión positiva donde estamos. Más de 70.000 hogares en Cataluña consumen Milner. Elevaremos esa cifra a 100.000 antes de final de año”.

La fusión de Campina con Friesland Foods se prevé que reciba luz verde de Bruselas a finales del mes de noviembre. “El resultado será una compañía con más de 9.100 millones de euros de facturación, la tercera láctea del mundo por cifra de negocio, con un volumen de procesamiento de leche equivalente a 1,5 veces la cuota láctea española”.