El CEO de Pepsico, Ramón Laguarta, ha intervenido en el congreso de Aecoc de Gran Consumo, con una conferencia en la que ha expuesto los planes de futuro de la multinacional. Actualmente, la compañía está situada como segundo gran operador del sector de la alimentación y las bebidas en el mundo, con unas ventas netas superiores a los 64.000 millones de dólares en 2018 y con una previsión de crecimiento hasta los 70.000 millones para este año. Laguarta ha indicado que la empresa tiene como objetivo mantener esta tendencia alcista, y que se marca como objetivo lograr de crecimiento sostenidos de entre el 4% y el 6% a medio plazo.

Otro de los retos de la compañía es mantener su posición de liderazgo sin perder el eje de la responsabilidad social

Laguarta ha analizado qué estrategias ha seguido Pepsico para crecer en ventas, a través de diferentes inversiones para posicionarse en nuevos mercados y analizando a sus consumidores. “En los últimos años nos hemos centrado mucho en el vector salud, pero eso no explica el crecimiento de todas nuestras categorías. Hemos detectado grandes oportunidades en productos de conveniencia e indulgencia para snacks, y vemos como nuestra la industria de las bebidas se está transformando hacia la funcionalidad, con un importante peso de las probióticas”.
 
Otro de los retos de la compañía, según ha indicado Laguarta, es mantener su posición de liderazgo sin perder el eje de la responsabilidad social. “Queremos ayudar a construir un sistema alimentario más sostenible, siendo líderes en agricultura de nueva generación, teniendo un impacto positivo en la gestión del agua, creando envases que contribuyan a la nueva economía circular y mejorando nuestra gama de productos para mitigar el cambio climático”, ha expuesto.

Laguarta ha señalado la conveniencia y la personalización como las dos grandes demandas del consumidor. El CEO ha indicado que los compradores “exigen un surtido infinito, personalizado y transparente en la información y en el precio”. Además, ha avanzado que “las expectativas de conveniencia van a multiplicarse y nuestros clientes van a exigir que nos adaptemos a lo que ellos consideran que aporta valor”.