El Gaitero lanza una nueva imagen renovada de Real Agrado, la bodega de la que es accionista único. Ha dado este paso con el objetivo de crear una identidad reconocible y definida. Se pretende combinar esto con un elemento racional y un lado más emocional .

El logo de la marca incorpora las palabras raíces, terruño y pasión. Estas remiten al origen de Rioja, al viñedo propio y dedicación de los responsables del proyecto. Las botellas contarán con nuevas etiquetas que darán un nuevo aire a la imagen de la empresa. 

En la etiqueta de la Gama Clásica, el viñedo se convierte en un escenario donde se representan las sensaciones que aporta el vino. 

En el caso de Colección Raíces, esta se dirige a los “buscadores de piezas únicas”. Son etiquetas austeras y singulares que subrayan cada uno de los cuatro viñedos que la conforman: Las Planas, Canterbuey, La Lobera y Rodiles.