Estrella Galicia presenta en sus instalaciones de Mega Mundo Estrella Galicia su formato Growler de Cerveza de Bodega con una edición limitada en colaboración con Sargadelos. Un nuevo formato que permite desarrollar el take away y el delivery, apostando por un consumo para llevar que fomenta la economía circular y la sostenibilidad.  

El Growler se remonta al siglo XIX, cuando se usaban recipientes, generalmente de acero galvanizado, para transportar cerveza de un lugar a otro. Hijos de Rivera recuperó este envase a lo largo del año 2020, como un formato de vidrio reutilizable con capacidad de 2 L. (botella Steine) y de 1 L. en el que se puede dispensar tanto Cerveza de Bodega Estrella Galicia como Cerveza de Bodega 1906. El sistema consta de una máquina de dispensación, el Growler o envase reutilizable y un equipo de limpieza.

Se fabricarán 300 unidades que estarán a la venta en el mismo museo

Hijos de Rivera y Sargadelos incorporan así una nueva alianza, que se suma a las colaboraciones ya existentes entre ambas firmas gallegas con gran tradición, como es el caso de las características y conocidas columnas de los grifos de la cervecera Esfinge y Zigurat, entre otras.

Marcos Lodeiro, director de Cerveza de Bodega de Estrella Galicia explica que “el nuevo Growler de Cerveza de Bodega permitirá al consumidor disfrutar de nuestra Cerveza de Bodega en cualquier lugar y ofrece nuevas posibilidades a nuestros clientes, a quienes dotamos de todos los elementos necesarios para su comercialización y todo nuestro conocimientos sobre el punto de venta”.

Sara I. Méndez, responsable de diseño de Sargadelos, comenta que “el diseño del Growler está inspirado en formas de la alfarería tradicional gallega. En él se reproducen códigos estéticos y formales propios de la marca Sargadelos, como el indiscutible azul cobalto o la representativa forma circular del asa”.

Los Growler han sido fabricados artesanalmente, empleando pastas cerámicas obtenidas de nobles materias primas (caolín, cuarzo y feldespato) que han sido decoradas con el azul cobalto y el rojo distintivos de ambas marcas.

La cocción de estas piezas se realiza en hornos de alta temperatura que superan los 1400ºC, proceso que dota a la pieza de una porosidad prácticamente nula, lo que hace que este Growler se vuelva higiénico, permitiendo conservar la frescura de la cerveza más tiempo.