Aldi prepara su llegada a la capital catalana con la apertura de su primer establecimiento en Barcelona el próximo 26 de octubre. Con esta apertura, la cadena de alimentación refuerza su plan de expansión en Catalunya, donde actualmente cuenta con 54 tiendas, 28 en la provincia barcelonesa.

El supermercado contará con más de 1.000 metros cuadrados de superficie comercial y 48 plazas de aparcamiento para facilitar la compra de sus clientes. En esta primera tienda de la cadena en Barcelona, Aldi ha querido hacer un guiño a la ciudad incorporando algunos de sus elementos arquitectónicos más icónicos y representativos como el uso de la baldosa localmente conocida como panot, el pavimento hidráulico o el mantenimiento de los techos originales de bóveda en el parking.

La cadena ofrece una experiencia de compra completa con un total de más de 1.500 referencias en tienda con todo aquello necesario para el consumo diario y con un extenso surtido de referencias de marcas propias. Concretamente en esta primera superficie de Aldi en Barcelona, los clientes podrán encontrar además una variada selección de productos regionales procedentes de 100 proveedores locales, en respuesta al compromiso de la cadena por la integración en la economía local.

La implantación de esta nueva superficie también contribuirá a la dinamización económica de la ciudad con la creación de un total de 20 nuevos puestos de trabajo.