El Grupo El Corte Inglés ha decidido abrir este domingo en Madrid sus establecimientos de alimentación y artículos de primera necesidad con el fin de responder a la demanda social para este tipo de productos. La medida "se enmarca en el compromiso de la empresa para dar servicio a los ciudadanos en un momento de especial dificultad", comentan desde la empresa.

Con la apertura de los supermercados, hipermercados y áreas de alimentación del grupo, la compañía "pretende agilizar las compras de los clientes y evitar o minimizar las esperas, con el fin de que las personas puedar permanecer el menor tiempo posible fuera de sus horares", dicen desde el Grupo.

También ha reforzado el servicio de Click&Car que permite la compra online o por teléfono, y la recogida del pedido en el aparcamiento del centro comercial elegido por el cliente. Este servicio da la posibilidad a los ciudadanos de no romper su aislamiento, ya que la recogida del pedido se realiza desde el propio vehículo del cliente.