Coincidiedo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, celebrado el pasado sábado, Covirán ha dado un paso más en su compromiso con la accesibilidad. A la certificación AENOR en Accesibilidad Universal que ostenta su entorno comercial en La Plaza de la Ilusión y su establecimiento de La Chana de Granada, se suma la instalación en el primero del sistema Outbarriers, pensado para personas invidentes o con algún tipo de discapacidad visual.

Outbarriers consiste en la colocación de una baliza cerca de las puertas de acceso al establecimiento; cuando una de las personas con problemas de visión se acerca a una de estas balizas, la aplicación previamente instalada en su móvil le ofrece una descripción audible del lugar. Esta descripción incluye detalles de cómo acceder al mismo, entre los que se incluyen el tipo de puerta, escalones, obstáculos, distancia y orientación para llegar a la zona de recepción o atención del mismo, información comercial del establecimiento, así como un sonido que emite la baliza para que la persona pueda localizar fácilmente el punto de entrada.

El presidente y consejero delegado del Grupo Covirán, Luis Osuna, ha recalcado el compromiso de la cooperativa con la sociedad en su conjunto y con los colectivos más vulnerables. "Desde Covirán creemos en la normalización de las personas con diversidad funcional. Por ello, en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad hacemos pública nuestra implicación con este colectivo convirtiendo a nuestros establecimientos en un referente de accesibilidad en el que podamos dar servicio a todos nuestros clientes".