Covirán ha abierto a lo largo del año un total de 10 nuevos supermercados bajo el nuevo concepto, de ellos, son siete los socios que han efectuado las reformas necesarias para adquirir esta categoría. Otros están en proceso para incorporarse a la vanguardia de la cooperativa.

Estos diez supermercados suman 2.000 m2 de sala de ventas, con las secciones diseñadas para crear pequeños universos, donde la panadería, la frutería y el resto de productos frescos, recrean ambientes diferenciados. Igualmente, su gestión está en manos de 50 personas que atienden estos negocios y que han recibido una formación "ad hoc" en la Escuela de Comercio Covirán.

Además, los centros disponen de una plataforma tecnológica que ayuda a reconocer a cada persona por sus comportamientos y atributos, lo que permite ventajas tanto para el supermercado como para el consumidor. Estos modelos colaborativos entre la cooperativa y el cliente se apoyan en una fórmula basada en experiencia, movilidad y velocidad de adaptación.

"La tecnología en estos supermercados son un medio, porque el objetivo es que sea útil, inteligente, que permita conocer más y mejor a los clientes y que estos disfruten de la compra", indican desde la compañía.