Felipe Medina, secretario general técnico de Asedas, ha sido nombrado esta semana nuevo consejero del Cese, Comité Económico y Social Europeo, y formará parte del grupo de los empresarios representados en el mismo a través de Ceoe.

Felipe Medina: “Para que los avances sean visibles es necesario que se nos escuche y que se creen las condiciones económicas y legislativas necesarias para asegurar un crecimiento sostenible”

Entre las prioridades de los representantes de las empresas españolas se encuentra la implementación del Plan Europeo de Recuperación (Next Generation EU); la necesidad de asumir un papel más significativo en el escenario global frente a China y Estados Unidos, con Latinoamérica y el Mediterráneo como dos regiones prioritarias desde el punto de vista geopolítico y económico; la salvaguarda del estado de derecho y de los derechos humanos como bases de la UE; los avances hacia la unión bancaria como fórmula para ofrecer a las empresas y a los inversores un marco legislativo y económico estable; la creación de reglas simples y claras para facilitar el acceso de las pymes, fundamentales en el panorama empresarial de la UE, a medios de financiación; y, por último pero no menos importante, los esfuerzos hacia la digitalización y la economía circular, que deberán ir acompañados por una estrategia empresarial sólida para incrementar la competitividad y permitir alcanzar la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

En palabras de Felipe Medina: “Las empresas españolas están totalmente alineadas con los objetivos marcados por la Comisión Europea y muy comprometidas con los principales retos de la sociedad europea de los que se discute en el Cese. Algunos son la competitividad y eficiencia de las empresas, el desarrollo sostenible, el empleo, la transformación digital o el medio ambiente. Para que los avances en estos campos sean visibles es necesario que se nos escuche y que se creen las condiciones económicas y legislativas necesarias para asegurar un crecimiento sostenible”.