Las bebidas espirituosas vuelven a tomar cuerpo. El incremento en un 2% del volumen comercializado en el pasado ejercicio permite al sector dar por superada una década de caídas en la que el consumo per cápita en España ha descendido casi un 26%. Un punto de inflexión que se ha visto reflejado en los avances experimentados tanto en el canal de hostelería y restauración ( 4%) como en el de alimentación ( 1,7%), según la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), y que se ha apoyado en el vigor de las subidas registradas fundamentalmente en el consumo de licores ( 10,3%) y ginebra ( 10%), y pese a los descensos de tequila (-10,3%) y ron (-2,1%).

Tras una década de caídas, las bebidas espirituosas vuelven a crecer tanto en el canal de hostelería y restauración como en el de alimentación, donde lo hizo en un 1,7%

Los datos generales aportados por la Federación Española de Bebidas Espirituosas para 2015 confirman el cambio en la evolución experimentado en 2014 y se ven refrendados, al menos en el canal de alimentación, por los facilitados por IRI, empresa de información de mercado del sector de retail y FMCG, para el TAM agosto de 2016, periodo en el que el volumen de ventas avanzó un 1,1% (pasando de 72,1 a 72,8 millones de litros) y el valor se incrementó un 3% (de 841,4 a 866,6 millones de euros). La consultora Kantar Worldpanel anota también ese giro hacia zona positiva al registrar un aumento en el gasto medio anual en la compra de estos artículos del 2,3% -del 2,1% en el gasto medio por compra- para una variación en el valor total de las ventas del 1,5% en el TAM2 de 2016.

Mejoría en volumen y valor

La mejoría tanto en volumen como en valor del mercado de bebidas espirituosas en el canal de alimentación se ha sustentado, al igual que en el periodo 2014/2015, en el vigor del crecimiento de las categorías de ginebra y de licores y cremas. Además, la variable valor también se ha visto beneficiada por la evolución de la economía que favorece que el consumidor se decante por la compra de productos de mayor precio (Premium) dejando de lado otros de gama más económica, además de por un descenso en las promociones.

Las categorías con una evolución más positiva son licores ( 10,3%) y ginebra ( 10%). En el lado contrario se situaron las de tequila (-10,3%) y ron (-2,1%)

Con su escalada, la categoría de ginebra ha asentado su segunda posición en el global del mercado de bebidas espirituosas del canal de alimentación al pasar de una participación en valor del 20,2 al 21,9% (189,4 millones de euros) y del 17,2 al 18,6% (13,5 millones de litros) en volumen. Solo el whisky resiste la presión y continúa siendo la categoría que concentra mayores ventas, tanto en valor con el 29,6% del total (256,4 millones de euros) como en volumen con un 26,5% (19,3 millones de litros), pese a retroceder cinco y nueve décimas porcentuales con respecto al mismo periodo del año anterior.
En el lado positivo hay que destacar también el crecimiento experimentado por los licores ( 6,7% en valor y 3,9% en volumen) y de las cremas ( 8,8 y 11,3%, respectivamente), que deja a la categoría en su conjunto en cuarta posición con un 11,8% del valor y un 13,3% del volumen total del mercado. Por el contrario, mencionar la negativa trayectoria del ron (-1,1% en valor y -3% en volumen) y de la categoría de aguardientes y bebidas de alta graduación (-5,7% y -6,3%), así como el estancamiento del vodka ( 0,8% en valor y -0,5% en volumen).

El whisky sigue líder

Pese a la pujanza y al "protagonismo" de la ginebra, la categoría de whisky continúa manteniéndose como líder del mercado de bebidas espirituosas con una diferencia importante. De acuerdo con los últimos datos facilitados por la consultora IRI, el volumen de ventas de whisky en el periodo TAM agosto 2016 ascendió a 19,3 millones de litros y el valor de las mismas fue de 256,3 millones de euros, lo que supone un descenso del -2% y un incremento del 0,2% respectivamente. Esas cifras otorgan a la categoría una participación en el global del mercado de espirituosas del orden del 26,5% en volumen y del 29,6% en valor -algo inferior al 30,4% y 27,4% obtenido en el mismo periodo del año anterior- con una tendencia alcista sobre todo en segmentos como el bourbon debido, según David González López de Diageo, "a que los consumidores cada vez demandan en mayor medida productos diferenciados, tipicidades diferentes".

Las mayores ventas de segmentos premium y el descenso de las promociones apoyaron el crecimiento del valor del mercado en un 3%

El segmento del whisky escocés estándar continuó acaparando el mayor volumen de ventas de la categoría con 13,1 millones de litros (el 67,8% del total) por un valor de 168 millones de euros (el 65,5%), seguido por el segmento de whisky nacional con 4,3 millones de litros (el 22,8%) y 42,7 millones de euros (un 16,6% del total). Ambos segmentos retrocedieron en el periodo analizado tanto en volumen como en valor de sus ventas. El primero lo hizo en un -2,8 y -0,7%, y el whisky nacional en un -1,7 y un -1%, en volumen y valor respectivamente. El resto de los segmentos con un peso muy inferior sobre el global de las ventas consiguieron incrementos tanto en volumen como en valor. Así el whisky escocés malta lo hizo en un 5,1% en volumen (hasta los 0,4 millones de litros) y un 6,2% en valor (de 14,3 a 15,2 millones de euros); el escocés premium en un 1,6 y un 2,4%; y el segmento de whisky americano / bourbon en un 2,3 y un 4,3%.

En cuanto al ranking por fabricantes, la categoría de whisky estuvo liderada en el periodo analizado por Diageo con un cuota en volumen del 20,4% y del 27,3% en valor, lo que supone un incremento de tres y dos décimas respectivamente. Pernod Ricard, en segundo lugar, consiguió los avances más significativos hasta alcanzar el 16% del volumen (siete décimas más) y el 20,3% del valor (cuatro décimas más). Por su parte, el conjunto de las MDD cerraron el trío principal al agrupar el 16% del volumen y el 20,3% del valor. Por detrás, Bacardi Martini (11,6 y 12,4%) y Fortune Brands (13,2 y 11,7%), dejando para el resto de fabricantes el 13,3% del volumen y el 13% del valor de las ventas totales de la categoría.

La ginebra sigue creciendo y el ron desciende

El conjunto de la categoría de ron, ginebra, tequila y vodka aumentó su volumen de ventas en un 2,7% (hasta los 30,3 millones de litros) incrementando su valor en un 5% (pasando de 363,9 a 382,3 millones de euros). Ese avance en ambos parámetros se debió básicamente al buen momento por el que atraviesa el segmento de las ginebras. A las subidas de un 10 y un 11,3%, en volumen y valor respectivamente, que registró en el TAM septiembre de 2015, ha añadido registros similares en el TAM agosto de 2016 al aumentar el volumen de sus ventas en un 9,2% (hasta fijarlas en los 13,5 millones de litros) e incrementar su valor un 11,4% (dejándolo en los 189,3 millones de euros, 19 millones más).

La ginebra, por tanto, ha asumido el protagonismo indiscutible en la categoría y en el conjunto del mercado de bebidas espirituosas dejando "arrinconado" al segmento de ron, que llegó a "cuestionar" ese papel protagonista en años pasados y que ahora pasa por horas bajas al retroceder un -3% en volumen (con un cuota total del 14,3%) y un -1,1% en valor (y una participación en el conjunto del 15,7%, siete décimas menos). Por lo que respecta a los dos segmentos restantes de la categoría, el de tequila parece recobrar algo de vitalidad al avanzar en volumen un 0,9% y añadir a su valor un 2,2%, en tanto que el vodka se ha instalado en la horizontalidad con ligeras variaciones: -0,5% en volumen y 0,8% en valor.

La ginebra se ha asentado como la segunda categoría del mercado con un volumen de ventas de 13,5 millones de litros

Fortune Brands mantiene su liderazgo del ranking de fabricantes del segmento de ginebras en volumen de ventas con el 29,9% del total seguido por Pernod Ricard con un 21,7%. En valor, se tornan las posiciones al obtener Fortune Brands un 23% y Pernor Ricard un 29,1%. El conjunto de las MDD concentran el 18,1% del volumen, por delante de Diageo con un 10,7%, mientras que éste último les supera en valor al conseguir el 11,6% frente al 9,7% de las MDD.

En el segmento de ron la primera posición por volumen de ventas fue para las MDD con un 27,5% del total, seguidas por Bardinet (20,2%), Diego Zamora (14,6%), Varmadrinks (14%) y Diageo (7,8%). En valor, las posiciones quedan de este modo: Varmadrinks (19,6%), Diego Zamora (19,3%), MDD (16,5%), Bardinet (16,3%) y Diageo (9,7%).
Destacar en el segmento de vodka las elevadas cuotas que consiguen el conjunto de las Marcas de Distribuidor, que alcanzan el 56,1% del volumen y el 40,5% del valor; y en el segmento de tequila la sólida primera posición de Grupo Zamora con el 41,8% del volumen y el 50,7% del valor.

Licores, cremas y brandy también suben

Licores y cremas, tanto en conjunto como por separado, fueron junto con la ginebra las bebidas espirituosas que mejores resultados obtuvieron en el periodo analizado. Como conjunto, la categoría (compuesta por licores, cremas, cocktails, ron caramelo y licor de vodka) avanzó un 5% en volumen y un 6% en valor, llegando a los 9,7 millones de litros y los 102,6 millones de euros. Por separado, las cremas consiguieron mejores incrementos al registrar un 11,3% en volumen de ventas y un 8,8% en valor, mientras que los licores aumentaron su volumen un 3,9% y su valor un 6,7%.

En esta categoría sigue manteniendo un peso importante la MDD con un 33,4% del volumen total de las ventas y un 23,3% del valor. Ruavieja se situó en segundo lugar con el 12,8 y el 14,6%, respectivamente, seguido de Diageo con el 9,2 y el 13,3%. Los cinco primeros puestos los completaron Pernod Ricard (6,5 y 9,8%) y Diego Zamora (2,3 y 3,6%).

Por su parte, la categoría de brandy, cognac y armagnac tuvo un comportamiento más contenido, aunque también positivo, en el periodo analizado. Tras los descensos de un año antes (-6,8% en volumen y -3,6% en valor), en el TAM agosto de 2016 avanzó un 0,5% en volumen (hasta los 6,7 millones de litros) y un 1,2% en valor (67,4 millones de euros). El segmento del brandy -dado su peso casi único en la categoría frente al de cognac, armagnac y calvados- es quien marca la línea evolutiva del conjunto, y durante el periodo analizado añadió a sus ventas un 0,4% en volumen y un 0,9% en valor.
Osborne mantuvo el liderazgo de la categoría en valor con un 27,3% del total (1,5 puntos porcentuales más), frente al 23,1% (seis décimas menos) de Fortune Brands. En volumen, fue éste último fabricante quien se situó en primer lugar con el 26% del total (ocho décimas menos), mientras que Osborne obtuvo el 25,5% (1,4 puntos más). Por detrás, las MDD con un 13,5% del valor y un 17,3% del volumen, seguidas de Miguel Torres (12,2 y 8,6%) y González Byass (11 y 12,1%).

Por último, la categoría que engloba a anís, pacharán y aguardientes que frente a la contracción del -3,6% del volumen y del -1,8% del valor de ventas registradas en el TAM septiembre de 2015, consiguió, aunque sin salir de los números rojos, caídas más reducidas en el TAM agosto de 2016 con un -1,7% en volumen y un -0,6% en valor. Pese al buen comportamiento del segmento de anís y otros anisados (que incrementaron sus ventas un 0,4% en volumen y un 1,6% en valor), el conjunto de las ventas de la categoría se vio lastrada por los segmentos de pacharán (-1,2 y -0,6%) y, sobre todo, de aguardiente y bebidas de alta graduación (-6,3 y -5,7%, en volumen y valor respectivamente).

El conjunto de las MDD obtuvieron una cuota en volumen del 37,6% y del 28,1% en valor. Tras ellas se situó Pernod Ricard con el 10,6% del volumen y el 13,5% del valor, seguido de Osborne (9,7 y 11,9%), Destilerías y Crianzas del Whisky (6,8 y 8,2%) y Marie Brizard (8,1 y 7,4%). El conjunto de otros fabricantes agrupan en esta categoría el 27,2% y el 30,9% respectivamente del volumen y valor restante.

Hostelería y restauración sigue siendo el canal con un consumo mayoritario

Como se ha comentado al inicio, tras el incremento en un 2% del volumen de bebidas espirituosas comercializadas en España en 2015 –alcanzando un total de 190 millones de litros-, el sector da por superada casi una década de caídas y mejora sus perspectivas económicas y de generación de empleo, según la valoración realizada por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) con motivo de la presentación del Informe Económico y Social del Sector de Bebidas Espirituosas 2015.

Hostelería y restauración sigue siendo el canal con un consumo mayoritario (con un 60%) frente al canal de alimentación (40%), con unos incrementos en 2015 del 4 y del 1,7% respectivamente. En cuanto al consumo per cápita en España, en los últimos diez años ha descendido casi un 26% hasta situarse en los 9 litros de alcohol puro por persona y año, siendo el descenso más acentuado el de las bebidas espirituosas que ha alcanzado un 40%.

De acuerdo con el citado informe, la aportación de valor a la economía española del sector asciende a 7.585 millones de euros (lo que representa el 0,12% del PIB), con una contribución a las arcas públicas en 2015 de 1.300 millones (solo por imposición directa, IVA e Impuestos Especiales). Además de los más de 330.000 empleos directos e indirectos (en sectores clave para la economía española como son el turismo, la hostelería y los servicios) que generan los 3.800 centros de producción establecidos en toda la geografía nacional (el 80% de ellos pymes y micropymes), hay que destacar las 200.000 toneladas de materias primas de origen agrícola que se destinaron en 2015 a la elaboración de bebidas espirituosas y las más de 144.000 hectáreas que se dedicaron durante todo el año a esos cultivos.

Según el Informe Económico del Sector de Bebidas Espirituosas 2015, del total de la producción nacional el 60% se destina al consumo interno y el 40% restante a la exportación. Exportaciones cuyo volumen aumentó en 2015 un 5%, hasta los 170 millones de botellas, siendo los principales destinos Filipinas, México y Estados Unidos.

Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1635 de la revista ARAL.