KH-7 vuelve a estar representada por sexto año consecutivo en el Rally Dakar 2016, que arrancó el pasado domingo y que finaliza el sábado 16. Lo hace con Nani Roma en coches, Laia Sanz en motos y el KH-7 Epsilon Team de Jordi Juvanteny y José Luis Criado en camiones. La marca líder en limpiadores de cocina confirma así su firme apuesta por el deporte del motor.

Nani Roma está afrontando su 20º aniversario dakariano con el deseo de volver a la senda del triunfo dentro de la estructura del potente equipo alemán X-raid, al volante de un MINI ALL4 Racing copilotado por Álex Haro. Hace dos años, el de KH-7 se convirtió en una de las tres únicas personas capaces de lograr la victoria del Dakar tanto en dos ruedas (2004) como en cuatro (2014), tras Hubert Auriol (1992) y Stéphane Peterhansel (2004).

Por su parte, Laia Sanz llega con la fuerza moral que le otorga su histórica actuación de la anterior edición: 9º puesto absoluto y mejor resultado para una mujer en motos en las 37 ediciones disputadas del rally más duro del mundo. Ahora, la piloto de KH-7 se enfrenta a su sexta participación consecutiva con el listón muy alto: superarse a sí misma.

Finalmente, KH-7 completa la representación en el Dakar 2016 con el KH-7 Epsilon Team, vencedor en 12 ocasiones de la categoría 6x6. Esta vez, el equipo se ha marcado un reto inédito: completar la prueba con sólo dos personas en la cabina del camión. Serán el piloto Jordi Juvanteny y el copiloto José Luis Criado que corren juntos desde 1995.