Coinstar comenzó a instalar en diciembre de 2018 unos quioscos para cambiar monedas pequeñas. Desde entonces, ha recaudado 210 millones de euros y actualmente opera más de 300 quioscos de recuento y cambio de monedas en 275 ciudades de toda España, 100 de ellos instalados en los tres últimos meses. Estas máquinas cuentan las monedas y emiten un cupón canjeable por efectivo en el establecimiento o bien por un vale para comprar.

Los 210 millones de monedas canjeados suponen un contravalor de 11 millones de euros, que se han puesto nuevamente en circulación y dejan de estar inmovilizados. La transacción media asciende a 30 euros por operación. Las grandes superficies que cuentan con una máquina de cambio de Coinstar obtienen así un dinero extra para su facturación, además de recibir una contraprestación dependiendo del volumen de dinero canjeado. 

Coinstar contribuye así al reciclaje de monedas al volver a introducir en el sistema dinero que estaba inmovilizado, reduciendo el coste de fabricación de nuevas monedas.

Los quioscos, de un tamaño reducido, cuentan con 200 patentes propias. Tan solo ocupan 1 metro cuadrado, tienen una capacidad de conteo de 600 piezas por minuto y pueden almacenar hasta 500 kilogramos. Coinstar instala el quiosco, realiza su mantenimiento y gestiona la recolección de fondos.