La entidad financiera Caja Duero ha adquirido el 49% de Bodegas Durius por 90 millones de pesetas. Una operación que refuerza la presencia de la entidad financiera en el sector vinícola, a la vez que consolida su alianza con el grupo Arco, del que en el pasado mes de marzo adquirió una participación del 2,6% con una inversión de 960 millones de pesetas. Bodegas Durius, presidida por Carlos Falcó, marqués de Grinón, y controlada por el grupo Arco, que mantendrá una participación del 51%, ha iniciado ya la construcción de una bodega y la plantación de viñedos (30 hectáreas) en la comarca de Arribes del Duero con una inversión total de 1.000 millones de pesetas. Además Bodegas Durius está ultimando una negociación con las tres principales Cooperativas vitivinícolas de Arribes del Duero, radicadas en las localidades de Fermoselle (Zamora) y Aldedávila y Villarino (Salamanca), que controlan el 70% de la producción de la zona, con el objetivo de crear la sociedad "Viñedos del Duero", que de completarse se integraría en el proyecto "Durius", con una inversión valorada en 300 millones de pesetas.