AMDPress.- Según un estudio elaborado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y la Asociación Española de Anunciantes (AEA), Internet acaparó 1,3 de cada 100 euros que se invirtieron en publicidad durante 2002 en España. Durante el pasado año se invirtieron en nuestro país 71,8 millones de euros en publicidad a través de Internet, un 1,1% más que en 2001, cuando cayó el 3,3% la inversión publicitaria en este medio como consecuencia de la “explosión de la burbuja tecnológica”.

El 78,8% de los anunciantes en Internet apuestan por canalizar su publicidad a través de una página web propia; mientras que el 63,6% lo hace por medio del envío de correos electrónicos. Existen otras fórmulas clásicas, como los recuadros publicitarios o los “banners” (faldones), que son elegidos por el 42,4% de los anunciantes. Este porcentaje es similar al de quienes optan por el sistema de patrocinios o el uso de otros formatos más innovadores, como las ventanas que se abren en la pantalla del usuario al visitar una dirección concreta (“pop ups”).

Los argumentos que utilizan las compañías que no hacen publicidad en Internet son principalmente la falta de confianza en él, la escasa relación entre el perfil del receptor y el de sus clientes potenciales, y el precio elevado de la publicidad en este soporte.

Por contra, entre los motivos esgrimidos por las empresas que se anuncian en Internet están que la Red da una imagen de modernidad, la audiencia está más claramente segmentada, se puede contar con una base de datos de potenciales clientes y, además, existe un alto índice de respuesta.