El grupo danés Carlsberg y el noruego Orkla han anunciado la fusión de sus actividades de producción y venta de cerveza en una nueva compañía denominada Carlsberg Breweries, que estará participada en un 60% por la empresa danesa y en un 40% por la noruega. El nuevo gigante cervecero del norte de Europa ocupará el sexto lugar a nivel mundial, con una facturación estimada de 23.000 millones de coronas (506.000 millones de pesetas) y un beneficio de 2.000 millones (alrededor de 44.000 millones de pesetas), con una producción de 54 millones de hectólitros al año. La fusión proporcionará ahorros de unos 300 millones de coronas (alrededor de 6.500 millones de pesetas) en los próximos tres o cuatro años.