AMDPress.- Las empresas de distribución españolas pierden alrededor de 1.800 millones de euros al año debido al hurto de productos en sus establecimientos y a errores administrativos, según datos aportados por la compañía ADT correspondientes al último informe de AECOC sobre pérdidas desconocidas en España.

De esta cantidad, que supone un 1,05% de la facturación total del sector, el 53% representa pérdidas ocasionadas por el hurto externo, mientras que el 24% corresponde al interno, cometido por los propios empleados, y el 23% restante se debe a los errores administrativos. Según el informe, el 15,4% de los robos se producen en almacenes y centros de distribución y el 7,6% durante el proceso de transporte de la mercancía.

España se sitúa en el tercer puesto por la cola del ranking europeo, por delante de Austria y Suiza, que son los países que menos hurtos y errores administrativos sufren, mientras que Reino Unido, Noruega y Grecia son los estados más afectados por esta cuestión.