AMDPress.- La Confederación General de las Pequeñas y Medianas Empresas del Estado Español (COPYME) entiende que el informe del Tribunal de Defensa de la Competencia sobre las condiciones de competencia en el sector de la distribución comercial, publicado en pasado 18 de julio, puede contener indicios de prevaricación. Además, esta organización considera “sospechosa” la coincidencia de criterio entre el TDC y el Ministro de Economía, Rodrigo Rato, y solicita la dimisión o sustitución del presidente de Defensa de la Competencia por “la parcialidad intencionada y utilización temeraria del Tribunal a favor de una parte del sector comercial”.

El informe del TDC insistía en que “la libertad de horarios favorecerá los procesos de modernización del sector y el fomento de la inversión y el empleo, y lo que es más importante, incrementará el bienestar del consumidor, por lo que constituye una medida deseable”. De igual forma, reclamaba mayores facilidades para la apertura de grandes establecimientos, puesto que su limitación supone la creación de monopolios espaciales de facto, porque su presencia generará unas condiciones de oferta más ventajosas para el proveedor, porque “no es admisible limitar la libertad de la empresa, tanto en cantidad como en tiempo, en aras de una protección mal entendida al pequeño comercio” y porque “la actual normativa del comercio minorista supone un cierre del mercado que impide la contestabilidad suficiente para garantizar el libre juego de la oferta y de la demanda”.

Por su parte, COPYME denuncia “la parcialidad de utilización de la Ley de Comercio en lo referente a horarios comerciales e implantación de grandes superficies, las intencionadas conclusiones justificativas y parciales en lo referente a la necesidad de estas medidas para estimular la competitividad en el mercado y la intromisión abusiva en el derecho legislativo que asiste a las Comunidades Autónomas”.