Tras la adquisición de Sipa y Cuétara, el Grupo Sos Arana Alimentación, líder en el mercado nacional de arroz, ha registrado en el primer semestre de su ejercicio (de septiembre de 1999 a febrero de 2000) un beneficio de 400 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 58,1% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. En cuanto a la facturación del grupo creció un 32,38%, hasta los 10.854 millones de pesetas. Unos resultados que según la compañía "se fundamentan principalmente en la buena marcha de las empresas adquiridas en el exterior, cuyos resultados se están empezando a reflejar en las cuentas de Sos Arana, y están por encima de las previsiones hechas en el momento de sus compras".