La empresa británica Cadbury Scweppes ese encuentra en negociaciones avanzadas con el grupo francés Pernod Ricard para comprarle su negocio de bebidas refrescantes, que incluye las marcas Orangina, Pampryl y Yoo-Hoo, por 700 millones de euros (más de 116.470 millones de pesetas).

Esta operación forma parte de la política estratégica de ambos grupos.