Nestlé España inició, en 2013, la remodelación del Edificio I de su oficina central, ubicada en Esplugues de Llobregat (Barcelona), que, pasados casi 40 años desde su construcción, requería una actualización de las instalaciones así como el rediseño de las plantas. Tras una inversión próxima a los 10 millones de euros, se ha pasado de un modelo de espacios compartimentados a otro totalmente abierto, que ha permitido concentrar a todos los equipos en un único edificio.

Coincidiendo con este proceso, la compañía se puso en contacto con expertos del mercado inmobiliario para valorar la posible venta del Edificio II, ahora desocupado. Tras analizar distintas opciones, Nestlé ha anunciado el inicio del proceso de venta de su sede de Esplugues de Llobregat. La operación incluye la superficie total del terreno que acoge su oficina central, incluidas las edificaciones.

Se entra ahora en la fase final del acuerdo alcanzado con Meridia Capital, que incluye el alquiler a largo plazo, por parte de Nestlé, del Edificio I, que seguirá siendo la Central de Nestlé España. Por su parte, el nuevo propietario alquilará las plantas del Edificio II a empresas, incluida Nestlé si fuera necesario.

Según ha declarado un portavoz de Nestlé, "esta operación se sustenta en nuestra voluntad de concentrar nuestros activos inmobiliarios exclusivamente en el ámbito industrial". El cambio de propiedad del conjunto de los terrenos y edificaciones de su oficina central no tendrá repercusión alguna en la actividad de la sede de la compañía.