AMDPress.-El grupo gallego Pescanova tiene previsto invertir 72 millones de euros en los próximos tres años para potenciar su negocio de acuicultura, uno de los pilares básicos en la estrategia de expansión de la compañía que preside Manuel Fernández de Sousa. Esta inversión se destinará a la apertura de nuevos centros de cultivo de especies acuáticas animales en Argentina, Australia y Namibia, con el objetivo de que este negocio que supone actualmente el 20% de la producción total del grupo en 2005 represente la mitad.

Pescanova ya cuenta con filiales dedicadas al cultivo marino en España, Chile y Cuba. En nuestro país son dos las subsidiarias de la firma gallega dedicadas a esta actividad: Aucinova, ubicada en Andalucía, con dos centros de producción, en Huelva y Cádiz, especializados en la crianza de langostinos, doradas y lenguados; e Insuiña, localizada en Galicia, con centros en Pontevedra y Vigo, dedicados primordialmente al cultivo de lubinas, rodaballos y lenguados.