La Sirena, cadena de tiendas especialistas en congelados, ha cerrado su ejercicio fiscal con un beneficio de 53,2 millones de euros, gracias en parte a la capitalización del préstamo participativo de 62 millones de euros, realizada por su nuevo accionista de referencia, el fondo de capital riesgo OpCapita. La cifra de ventas ha ascendido a 145,4 millones de euros, un 0,3% menos que el ejercicio anterior, si bien, a superficie comparable, se han incrementado ligeramente. Esta estabilización de las ventas se ha conseguido sin haber realizado aperturas de nuevas tiendas en los 2 últimos ejercicios y bajo la fuerte presión de nuevas aperturas de otros operadores tanto en Cataluña como en Madrid, las dos zonas en que la compañía opera.

En el ejercicio fiscal cerrado a 30 de abril de 2015, y con la entrada en el accionariado del fondo de capital riesgo OpCapita especializado en el sector retail, La Sirena culminó la reestructuración de su situación financiera, lo que ha supuesto la reducción de la deuda en más de 70 millones de euros. De esta forma, la deuda financiera ha pasado de 96 millones de euros a 24,5, reflejándose a cierre de ejercicio una deuda financiera neta de 10,7 millones de euros. Esta reducción ha supuesto una mejora muy significativa de los ratios financieros y de solvencia de la compañía, así como una importante reducción de los gastos financieros que, junto a la aportación de fondos del nuevo accionista, permitirá asentar el modelo de negocio e iniciar una nueva etapa de expansión y crecimiento.

Esta nueva etapa de La Sirena se inició en 2012, año en que el equipo directivo asumió el control de la compañía con el objetivo a medio plazo, de fortalecer el negocio y reestructurar el balance, reduciendo significativamente el endeudamiento de la compañía, mediante la entrada de un nuevo socio financiero que apoyase el proyecto. A tal fin diseñó un plan a tres años que incluía un agresivo plan de ajuste en costes, cambios organizativos importantes y una remodelación del modelo comercial con distintas iniciativas de valor como La Sirena Club, la tarjeta de fidelización de la cadena, que actualmente cuenta con casi un millón de miembros.