Supermercados masymas (Hijos de Luis Rodríguez) acaba de abrir en Villaquilambre (León) la primera de sus tiendas que cuenta con una instalación fotovoltaica para autoconsumo. Esta planta, que ha sido instalada y puesta en marcha por EDP, le permitirá cubrir el 40% del consumo eléctrico anual, 125 MWh, el equivalente al consumo medio de más de 30 hogares.

La instalación está situada en la cubierta de la tienda. Tiene una potencia de 105,6 kWp y está compuesta por 320 paneles fotovoltaicos. El resto de la energía que consuma el supermercado será suministrado por EDP, dentro del acuerdo que mantienen ambas compañías.

Esta instalación refuerza el compromiso de la cadena de supermercados con la protección del medio ambiente, una de sus prioridades estratégicas. Pelayo Pulgar, director de expansión y desarrollo de masymas, indicó que “se evitará la emisión anual de 40 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a recorrer más de 250.000 kilómetros con un vehículo de combustión”.