Amazon anunció este miércoles que el centro logístico que inaugurará en El Prat (Barcelona) en octubre estará equipado con Amazon Robotics, tecnología con la que ya cuentan las instalaciones barcelonesas de Castellbisbal.

Los robots se deslizan por debajo de la torre de estanterías para levantarlas y desplazarlas por el centro logístico, lo que permite "acelerar el tiempo de preparación de los pedidos" y "reducir las distancias que tienen que recorrer los empleados", al acercarles físicamente las estanterías, según afirman desde la multinacional. También supone un ahorro de espacio, lo que permite almacenar un 50% más de artículos por metro cuadrado, apuntan desde la multinacional.

Actualmente, hay veinte centros logísticos en Estados Unidos y tres en Europa (dos en el Reino Unido y otro en Polonia) que utilizan Amazon Robotics, por lo que España es el tercer país de Europa en adoptar esta tecnología.