En España, las ventas en el sector retail aumentaron un 0,8% durante 2014, hasta alcanzar un total de 194,2 mil millones de euros. Con estos datos, nuestro país se sitúa en la sexta posición entre los 32 países analizados en Europa. Esta cifra representa una importante mejoría frente al -2,2% registrado en 2013. Para 2015 se esperan nuevamente datos positivos, por el orden del 0,3%. Estas son algunas de las conclusiones del estudio sobre la situación del Retail en Europa, realizado por la firma consultora en investigación de mercados GfK. Otro dato a destacar en la región, radica en que los ingresos percibidos durante el año pasado por los 11 países con las mayores ventas en la distribución, concentran el 81% de la facturación total de los 32 países analizados, la cual se ubicó en los 3,1 billones de euros.

El estudio GfK Retail europeo en 2015 muestra el poder de compra, la inflación, el volumen de negocio en Retail, el consumo privado o los cambios producidos con la llegada del eCommerce tanto en 32 países de Europa, como específicamente en los 28 miembros de la Unión Europea. Precisamente, el crecimiento del eCommerce presiona cada vez más a las tiendas físicas en toda Europa. En consecuencia, GfK prevé un crecimiento moderado de las tiendas físicas del 0,8% para 2015 en los 32 países evaluados. En cuanto a España, GfK anticipa una subida del 0,3% en 2015, después del 0,8% que se registró en 2014.

El mayor ratio de crecimiento entre todos los países analizados se espera para Turquía, con un 9,2%. Una cifra especialmente notoria, teniendo en cuenta que es el séptimo mayor mercado en cuanto a volumen de negocio en el sector retail en la región. Destaca también que Alemania mantendrá su posición actual en el mercado para 2015 donde las ventas online continuarán creciendo, y esto impactará en el retail físico, el cual experimentará una caída del -1%. La magnitud del impacto variará según cada categoría de producto.

Consumo privado

La proporción de las compras efectuadas en el sector retail dentro del consumo privado ha descendido de nuevo en 2014, esta vez, en los 28 países de la Unión Europea: la cuota en 2014 fue del 30,9%, cuando en 2013 era del 31,2% y en 2012, del 31,4%. En España, el porcentaje del gasto privado dedicado al retail experimentó una leve mejoría, al situarse en 2014 en un 31,2%, alrededor de un 2,3% más que el año anterior.

Para 2015, la Comisión Europea espera inflaciones negativas en algunos países. En España y en Suiza se prevén los índices más bajos con un -1%. En cualquier caso, estos mismos datos señalan que los precios al consumidor en la UE, que se elevaron moderadamente en 2014 un 0,6%, bajarán en 2015 y pueden llegar a un 0,2%, según las últimas estimaciones de ese mismo instituto. Los porcentajes más altos de inflación se producirán de nuevo en Turquía ( 6,3%) y Rusia (6%).

Al analizar la productividad por metro cuadrado del área de ventas en los 28 países de la Unión Europea durante 2014, la media se ubica en torno a los 4.100 euros, un aumento del 0,6% frente a 2013. Luxemburgo, Suiza y los Países Escandinavos copan de nuevo las primeras posiciones de la lista en 2014, con ventas por metro cuadrado superiores a los 5.000 euros. Mientras, España ocupa posiciones medias-bajas en esta clasificación, con un rango de ventas por metro cuadrado entre los 3 y 4 mil euros (un 8,5% por debajo de la media) y un crecimiento interanual del 0,4%, respecto de 2013.

Otro importante indicador de la madurez del mercado y de su competitividad radica en la superficie de ventas per cápita. Nuestro país ocupa la posición número 13 con 1,11 m2 per cápita. En las primeros lugares se encuentra Austria, con 1,74 metros cuadrados, seguida de Holanda, con 1,67, Suiza con 1,5 y Alemania con 1,46.

España, un mercado heterogéneo

El análisis revela que España es un mercado muy heterogéneo que ofrece a los inversores oportunidades de negocio muy favorables en términos de riesgo/beneficio. Aun así, es fundamental realizar un análisis muy exhaustivo de cada proyecto para proteger tanto a los inversores como a las marcas de la distribución de inversiones precipitadas y sin la información requerida para tomar decisiones exitosas.

La productividad de la superficie de venta está bajo presión en el norte y el sur de Europa, especialmente en Alemania, Francia y Gran Bretaña. Una razón importante es el redireccionamiento hacia internet de muchas líneas de productos. Aunque el comercio electrónico tiene un impulso significativo en Europa del Este, los efectos aún no están teniendo un fuerte impacto, debido a que los volúmenes absolutos que se tramitan a través de Internet son todavía comparativamente pequeños.

Hay diferencias considerables entre los países europeos en cuanto a la cantidad disponible para el consumo privado, incluido el retail. España, con una media de ingresos per cápita de 12.498 euros en 2014, está en la posición número 17, por debajo de la media de Europa. Mientras que Noruega tiene una renta disponible per cápita de 30.560 euros, Bulgaria cuenta solamente con 3.097 euros, lo que supone alrededor de una décima parte de la cifra noruega.