Según Nielsen, optimizar el diseño del envase puede generar un incremento medio del 5,5% en ventas respecto al packaging anterior. Además la empresa acaba de presentar los Design Impact Awards, los premios a los diez envases más impactantes de 2019.

La compañía pone de ejemplo a M&M´s, que dejó de estar “tumbado” en el lineal para estar de pie, lo que se tradujo en Estados Unidos en un incremento de las ventas del 7%. La clave fue entender la enorme variedad de productos y tamaños cuando se compran caramelos y que las bolsas, cuando están tumbadas, provocan un trabajo extra al consumidor.

Entre los diseños reconocidos por Nielsen, destaca una marca china de aceite premium, Arawana, que ha resuelto la distinción en el líneal con respecto a otros competidores para enfatizar precisamente ese posicionamiento más gourmet y que se ha traducido en un 7% más de ventas.

Y lo hizo de tres maneras. Por un lado, aplicando tecnología para ofrecer una mayor protección para la calidad del aceite dentro de la botella. Por otro lado, mejorando la experiencia de producto por parte del consumidor, con un diseño más ergonómico con un asa que facilita levantar y sostener el producto, haciéndolo además más accesible a los consumidores jóvenes. Y, finalmente, potenciando la imagen visual natural y el origen europeo a través de estilos de pintura al óleo, curvas, bocetos y arquitecturas.

Por su parte, el packaging más ganador en términos de ventas, un +200%, ha sido para la marca Skyr y su yogur islandés. Una categoría, la de yogur, saturada, y que este producto resolvió con un diseño de envase más natural, reforzando su autenticidad islandesa, su calidad superior y transmitiendo una imagen más Premium utilizando imágenes de frutas más refinadas.

Según la directora de Estudios de Innovación de Nielsen España, Cristina Rojo, “entre las muchas lecciones que nos dejan los packaging más impactantes del año está el salirse de las normas inherentes a la categoría, ya sea las formas tradicionales del envase, como en el aceite, o pensar en una bolsa de pie, como en los caramelos”.