AMDPress.- La compañía Hangseng Internacional, propiedad de la familia Tie, ha invertido seis millones de euros en la apertura del primer centro comercial chino en España, China Center, situado en la localidad madrileña de Fuenlabrada.

Este centro, que agrupa a sesenta locales especializados en productos procedentes de China, por ahora sólo posee licencia para la distribución mayorista, aunque el objetivo es poder entrar a corto plazo en la venta a particulares.

Este hecho se une a la integración de cien empresas en la Asociación de Compañías Comerciales Chinas en España la semana pasada, lo que certifica el fuerte crecimiento que está experimentando el mercado chino en España.