La compañía francesa de distribución especializada FNAC ha inaugurado recientemente su primer establecimiento en el mercado italiano, concretamente en Milán. El centro contará con una superficie de sala de ventas de 3.500 metros cuadrados. La compañía gala prevé abrir en Italia seis nuevos establecimientos a lo largo de los dos próximos años.