La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, inauguró ayer, 14 de septiembre, la nueva Bodega de Barricas del Centro de Producción de Mahou San Miguel en Alovera (Guadalajara), una instalación pionera en innovación. En concreto, la nueva Bodega de Barricas de Mahou San Miguel, con más de 600 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, cuenta con una cámara acondicionada que permite alcanzar condiciones óptimas de temperatura, humedad y velocidad del aire para envejecer los "caldos cerveceros" de una manera natural en barricas de distintos tipos, maderas y capacidades, enriqueciendo así el sabor de la cerveza.

La cervecera española realizará una inversión de hasta 5 millones de euros en estas instalaciones

Gracias a ella, Mahou San Miguel, en su compromiso por impulsar la cultura cervecera, se ha convertido en la primera compañía española del sector en lanzar la categoría de cervezas envejecidas en barrica, que inauguró con la edición limitada de su cerveza Almayso y continuó con la gama Mahou Barrica, que integran Mahou Barrica Original, Mahou Barrica 12 meses y Mahou Barrica Bourbon. Desde la empresa aseguran que "todas ellas presentan extraordinarios matices y aromas que provienen de las propiedades que aporta la madera".

La cervecera española ya ha realizado una inversión superior a los 2,8 millones de euros en estas instalaciones, que se incrementarán hasta los 5 millones de euros en los próximos años con el fin de ampliar su capacidad.

Con este nuevo proyecto, Mahou San Miguel continúa reforzando su inversión constante en materia de innovación para seguir siendo "la cervecera que más desarrolla la categoría y que crea mayor valor para el sector en España", explican fuentes de la compañía. En 2016 Mahou San Miguel destinó 17,1 millones de euros a este ámbito y lanzó ocho nuevos productos al mercado.

Compromiso con el entorno

La planta de Mahou San Miguel en Alovera, en la que trabajan 600 de los 3.000 profesionales de la cervecera, además de ser una de las más avanzadas tecnológicamente y con mayor capacidad productiva de toda Europa, es un ejemplo de compromiso con el entorno. Gracias a las inversiones realizadas anualmente en la planta, la compañía ha logrado reducir desde el año 2000 su consumo de agua en un 39% y el de energía en un 52%, además de disminuir sus emisiones de CO2 a la atmósfera en un 42%.

En este sentido, la compañía cuenta con una Política Ambiental y un Sistema de Gestión Ambiental certificado según las normas ISO 14001 y Reglamento EMAS que permite identificar, evaluar y controlar los diversos aspectos ambientales en todas las fases del proceso productivo. Este sistema fue reconocido en 2016 con el Premio Europeo de Medio Ambiente a la Empresa en su sección española, dentro de la categoría de "Gestión para el Desarrollo Sostenible para Grande y Mediana Empresa", que otorga la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Entre los objetivos de la cervecera, destaca el de convertirse en la empresa con menor huella ambiental del sector de Alimentación y Bebidas en 2020. A este reto responde su esfuerzo para asegurar la protección del entorno, que se ha materializado en una inversión de 36 millones de euros en los últimos cinco años.

El importante peso del sector cervecero en la economía

Durante la vista al Centro de Producción de Mahou San Miguel en Alovera, García Tejerina subrayó el valor que aporta el sector cervecero español al crecimiento de la economía nacional. Así, la elaboración de la cerveza contribuye de forma significativa a la creación de más de 344.000 puestos de trabajo, el 90% en hostelería, donde su venta puede representar hasta un 40% de la facturación. Y su valor en el mercado supera los 15.000 millones de euros, lo que supone un 1,4% del PIB.

La ministra también puso en valor la trayectoria empresarial de Mahou, con 127 años de historia y siete generaciones, "todo un modelo de gestión eficaz y de transmisión de valores empresariales y humanos". Se trata de "una empresa pionera, en un sector moderno, bien dimensionado y con un alto grado de responsabilidad social", añadió.

Asimismo, García Tejerina señaló que esta compañía es un buen ejemplo de la pujanza de la industria de la alimentación española, el primer sector industrial del país, que en 2016 alcanzó los 96.400 millones de euros de producción. La Ministra también ha destacado el valor de la exportación agroalimentaria, que en el año móvil a junio de 2017 ha sobrepasado ya los 49.000 millones de euros, un 58% más que en 2011.

Por otra parte, García Tejerina indicó que el sector cervecero español tuvo una producción en 2016 de 36,5 millones de hectólitros, un 4,3% más que el año anterior, lo que le sitúa como el cuarto país productor de la Unión Europea. Y en cuanto a los mercados internacionales, la ministra apuntó que las exportaciones este sector ha crecido, en los últimos diez años, un 261%. Además, contribuye al crecimiento del sector primario, con 320.000 hectáreas dedicadas al cultivo de cebada, para obtener 485.000 toneladas de malta, y 530 hectáreas destinadas a la producción de lúpulo.